La esperanza en tiempos de incertidumbre

Reflexión…

El misterio de la vida no es un problema a resolver, sino una realidad a experimentar (Duna, Frank Herbert)

La vida está llena de contratiempos, el ser humano se ha visto en muchas ocasiones en medio del colapso, pero el espíritu, el ímpetu, el deseo de querer seguir viviendo, de seguir hacia adelante, ha hecho que el hombre se mueva frente a las adversidades que le depara el destino.

Hoy con más de un tercio de personas en el mundo con cuarentena obligatoria, hoy con más de un millón de personas que ya jamás volverán, hoy con hospitales colapsados, hoy con la incertidumbre que nos aqueja, ese hoy, en un tiempo más será parte de un pasado, de un pasado que nos deberá dejar grandes cambios en nuestras vidas.

Este es el momento de apreciar aquellas acciones que se habían convertido en una rutina, salir al parque, pasear por las calles, visitar a los familiares, compartir con los compañeros, con los colegas, abrazarnos, besarnos, enlazar nuestras manos, ver un atardecer, y así una infinidad de situaciones que hemos tenido que suspender por varios meses, y que extrañamos.

Fotografía en Wuhan. Un doctor junto a su paciente con coronavirus viendo el atardecer.

 

A pesar que hoy nos cueste respirar ese aire fresco por las mañanas, porque se nos ha tenido que reprimir con una mascarilla para protegernos y proteger al resto. A pesar de las lágrimas, quizás la angustia que hemos tenido que sobrellevar porque la situación nos supera, porque anhelamos volver a nuestros trabajos, colegios, visitar amigos o familiares. Quiero decirte que no te desanimes, que llegará el momento donde podremos volver a reencontrarnos, pero esta vez con otra mirada, con la idea de querer hacer las cosas bien, más conscientes de nuestras acciones y más amable con la naturaleza.

Volveremos a nuestra normalidad, pero con un corazón más grande, con un sentimiento de alegría y mayor aprecio a los detalles, con la intención de entregar lo mejor a quienes nos rodean. No te rindas, sigue adelante, sigue cuidándote, porque un día de estos volverá alumbrar el sol por tu ventana, podrás sacar tu mascarilla y respirar profundamente el aire, ese aire del nuevo futuro que nos depara.

Alexandra Novoa

 

Poema Esperanza de Alexis Valdés

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *